Los problemas de la insolidaridad – (Hacia una empatía rebelde en el contexto del COVID-19)

Letra ee

l covid-19 llegó en una crisis económica. Esto todas las personas lo saben y lo repiten hasta que les quepa en el último rincón de la conciencia. La propaganda científica racional y la científica religiosa se encargan de dar argumentos (im)precisos para que cualquier duda o certeza se vuelva un debate insoportable.

Está claro que hay una crisis. Está claro que hay un virus. La combinación de ambos resulta en que las personas que siempre estuvieron salvando el día con su trabajo precario, hoy estén sin permiso de salir y con riesgo de enfermarse. El hambre y la salud tienen un vínculo afectivo bastante tóxico.

Ahora bien, es fundamental saber que no pasa desapercibido. Las personas sensibles sufrimos con la pobreza, con la violencia policial y otras violencias más populares, con el desamor, con todo lo que en cualquier conjugación tiempo espacial sea un ataque haciaLos problemas de la insolidaridad 3 nosotros o cualquier ser vulnerable.

Desandemos un poco. ¿Quiénes somos éstas personas sensibles? Somos todos. Todo ser humano está educado para indignarse en diferentes grados por esto. Una gran cantidad por la educación culposa, otras por convicciones aprendidas, algunas por propaganda social. En cierta manera es parte de ser parte. Aunque es un poco injusto meter todos estos grados de sensibilidad en la misma bolsa, también sé que no causa muerte alguna.

Conocer esta sensibilidad también es importante para entender que por una dinámica sensible y culposa es que se han tomado decisiones para que el capitalismo no haya terminado de destruir el planeta o la humanidad, todavía.

Si he llevado bien la idea, entonces puedo empezar con decir que la sociedad necesita de los sensibles/dominados y por eso entra en juego una propaganda para empezar a afectarlos y que así cubran los agujeros, que los sensibles/dominantes, dueños de todo lo material y simbólico, se encargan de hacer con todo su pesar. Con agujeros me refiero a la destrucción, que el trabajo y el desarrollo tecnológico, hacen en el tejido social y natural.

Así, vamos a escuchar geniales llamados a la solidaridad, que parecen cínicos sabiendo de quienes vienen, para engrosar las ayudas en comedores, escuelas alternativas, cooperativas populares, en pos de “pobres sueltos”, “hambrientos organizados”.Los problemas de la insolidaridad 2Ahora sí, sabemos que los seres sensibles podrían estar dispuestos a ésto. Lo que falta saber es que antes de esta propaganda de solidaridad que nace de esta gente, estos propagandistas se cansaron de proclamar que “no te metas porque eso es política” y nos diagnosticaron y medicaron por confrontar, o por no hacerlo. Inculcaron que cada uno es especial y debe sobresalir en la diferencia, impusieron que con el esfuerzo se podía llegar a cumplir tus sueños, hicieron una exaltación a la individualidad y nos enseñaron a denunciar al ajeno, al pobre, el que ahora tiene que recibirnos.

A tal punto dividieron la producción y fragmentaron la visión del trabajo y la sociedad, a tal punto, que ya no sabemos empezar nada, que nos frustramos con lo que hacemos, que creemos que nada va a cambiar, que cualquier impedimento hace que nuestro placer pase por encima de cualquier necesidad ajena.

Estamos constantemente luchando contra nuestros fantasmas, e incluso eso nos hace ver bien. Así no se puede ser solidarios. Estamos en ruinas como sociedad.

Lo maravilloso es qué hacer con esto. Supongo que sería independizarnos de nuestro deseo. Básicamente, dejar la paja de lado. Educar la voluntad para que ese deseo ambiguo y anulador que nos impusieron sea realmente uno nuevo y propio. Sabemos que una sociedad en ruinas también es más espacio para empezar de nuevo. Por eso hay que construir con las demás personas que están como nosotros. Y hacer praxis. Ser consecuentes. Dejar de ser sensibles y frágiles para ser empáticos y rebeldes.

Seremos quien queramos ser.


By Bruno.

Revista Fervor de Bahía Blanca Todos los derechos sin reservas, alentamos la reproducción.

logo-maquina-fervor-finalizado-circulo

Imagen relacionada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s