La avanzada electoral fascista en Brasil: consecuencias de la ideología de la derrota y tibieza de los “proges”

Letra e

e

l pasado 7 de octubre ganó las elecciones brasileñas un milico que predica el odio y el integrismo clerical y cuartelero, y todos los analistas progre se santiguan y no hallan explicaciones. Durante años ésta ideología de la derrota, del arrepentimiento, de la servidumbre es el pan nuestro de cada día. Escuela, salud, medios de comunicación, empleos, leyes de tránsito, sitios de vacaciones, tiendas de consumo, todo está organizado para la obediencia y la vigilancia.

La subordinación -entendida también como respeto-, es tan importante como la supervisión -entendida como celo por un modo de vida ideal-. No hay tal cosa como el “modo de vida” en una sociedad, pero sí existe una idea de cómo debe ser ese modo de vida. Ese deber ser se aprende y se insemina, y es percibido como deseo por el individuo.

Nuestra completa ruina se produce cuando no sólo toda nuestra libido está puesta en el equilibrio para no caernos de la cuerda de las leyes, de nuestro compromiso con ese querer ser, sino que buscamos en el próximo la responsabilidad por nuestro naufragio. Todo fracaso obedece a múltiples factores, entre la responsabilidad personal y el condicionante ambiental.BrasilLa ideología neoliberal había logrado convencernos de que toda caída se debía a incapacidades propias. Estuvimos muchos años explicando que hay decisiones políticas, circunstancias sociales, y responsabilidades colectivas en lo que finalmente termina sucediéndonos. No es únicamente un tema de decisiones mal tomadas ni de azar.

Pero la lógica capitalista siempre tiene una respuesta para después de la respuesta. Ahora ya no es únicamente incumbencia individual la frustración existencial. Sí que hay a quien echarle culpas: los migrantes, el feminismo, el sindicalismo, el populismo, las drogas, los vagos, la asistencia social, el Estado, lo público.

Quiero dejar en claro mi enojo de esta mañana cuando volví a escuchar en la radio progre que la derrota del candidato del PT en Brasil, Fernando Haddad podía atribuirse a que las fuerzas populares no habían tomado en serio al candidato fascista que aventajó en las urnas y se trazó el paralelo con el sambenito de la responsabilidad del FIT en las elecciones argentinas de 2015 cuando declamaron que Scioli y Macri eran lo mismo.Brasil 21) Un pésimo armado electoral, los peores candidatos, la interna del Partido Justicialista, el desgaste de un gobierno que en tres períodos no generó un sólo cuadro de referencia capaz de proponerse como recambio, fue la levadura del triunfo de Cambiemos.

2) A Dilma la destituyeron con un golpe de Estado parlamentario y Lula está preso sólo para que no sea candidato. Ante semejante abismo de un sistema que se burla de sus propias reglas ¿podía Lula no ingresar a la cárcel, plantado como Hebe de Bonafini negándose a caer en la mazmorra y no predicar la pedagogía del rendido, el cristiano que pone la otra mejilla para que la bolsa de valores se engulla el pan de las favelas?

3) Cuando no entiendas cómo es que el barco se va contra las rocas probá desobedecer a la realidad, pues en ése cóctel de servidumbres que desayunás a diario está el bacilo de tus dolores de espalda, cabeza y pies.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


By Leo Rodríguez 

logo-maquina-fervor-finalizadoRevista Fervor de Bahía Blanca 

© Todos los derechos reservados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s