8 pasos para actuar en una situación crítica frente al naufragio de un crucero de lujo

1) Ante el anuncio de alerta del inminente naufragio dirigirse a su habitación (recuerde que la electricidad no se cortará siempre y cuando utilice su tarjeta y que debe abrir y cerrar la habitación con su tarjeta maestra de pasajero en mano). Una vez dentro de la habitación, tome alguno de los salvavidas colocados en su placard (para una salvación mayormente exitosa, deje propina o consuma alguna de las bebidas del frigobar).

2) Una vez que se haya hecho con el salvavidas en su mano, retírese de la habitación (sin olvidar previamente ropa abrigada, medicación y cualquier cosa que considere de vida o muerte). Consulte la letra asignada en su chaleco salvavidas (la misma se exhibe al lado de su corazón en el respectivo elemento de salvamento).

3) En función a la letra asignada en su chaleco, diríjase en forma civilizada hacia el puente 4, lugar en donde se encuentran dispuestos las embarcaciones salvavidas, si usted ocupaba un camarote por debajo de ese nivel, no se preocupe, es probable que no logre salir con vida.

4) Una vez en el puente 4, diríjase hacia babor, estribor, popa o proa, según el orden alfabético de la letra obtenida azarosamente al tomar el chaleco de su camarote.

5) Arme fila en el lugar asignado, proceda con plena calma, de manera civilizada, sin gritos, sin dramas, haciendo de cuenta que sólo se trata de la fila para la cena. Disfrute de la música caribeña que se dejará oír por los altoparlantes.

6) Aguarde hasta que alguna persona vinculada a la tripulación le asigne un bote salvavidas, manténgase en fila, esperando pacientemente, observe la cara de las personas que tiene a su alrededor, hágase amigo, sostenga siempre y en todo momento la tarjeta maestra del barco (sí, la misma que le permite abrir su camarote y a la vez le permite pagar los servicios de bebidas no incluidas en este bello barco que le costó una fortuna, y ahora el muy hijo de puta se hunde y el muy forro del capitán mientras usted padece ya ha huido como rata y está cercano a llegar a su casa y darse una ducha).

7) Conserve la calma, la serenidad, y focalice su atención en las caras de quienes lo rodean, abróchese el chaleco salvavidas color naranja, si observa a alguien con chaleco de color amarillo, sepa usted que es miembro de la tripulación, y que se salvará antes que usted, en razón de haber contraído con nuestro servicio un seguro de vida altamente elevado. ¡Aún así, no pierda las esperanzas, usted también puede salvarse!

8) Suba a los botes salvavidas, primero los niños, luego las damas y finalmente los hombres. El capitán es el último en abandonar el barco: en tus sueños.

     ¡FELICITACIONES, USTED HA SALVADO SU VIDA DE MANERA EXITOSA, HA SIDO PARTÍCIPE DE UN SIMULACRO DE EMERGENCIA EXCELENTE!

     Porque recuerde que si este barco corre peligro, es probable que usted ya esté muerto, que no podrá buscar nada utilizando ninguna tarjeta maestra en ningún camarote con sistemas de cierre inteligente, que se encontrará con gritos y corridas por doquier, que se olvidará de las letras del alfabeto, que no podrá entender qué carajo le dice el filipino que aparentemente intenta socorrerlo, aún menos a la mujer que por el altavoz habla en italiano. Es probable que los botes salvavidas no sean suficientes para los tripulantes del navío. Es posible que a los capitales asiáticos les convenga más pagar un seguro miserable por su insignificante vida, que optimizar sus servicios en caso de emergencia. Es posible, que los hombres sean los primeros en querer abandonar el barco atropellando a sus propias mujeres e hijos en el intento de salvar sus pellejos. Es posible. En la furia de la naturaleza encarnada en mar: todo es posible. Y si no recuerde siempre al Titanic… o en su era, al Costa Concordia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


By Augusto Morelli – (F.M.)

Imágenes: Colisión y hundimiento del Costa Concordia Crucero

Revista Fervor de Bahía Blanca © Todos los derechos reservados.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s