¡No, señorita! Yo no cometí ningún delito sexual, sólo hacía Literatura – (Microrrelato)

Escribí un cuento desde el punto de vista de

un violador que viola a una niñita. Me acusaron de todo.

Me entrevistaron y me preguntaron, ‘¿Te gusta violar a menores?’,

y yo les respondí, ‘Claro que no. Fotografío la vida”.

Respuesta de un escritor en una entrevista realizada por el actor Sean Penn para la revista Interview, propiedad de Andy Warhol.

San Francisco, 05 de Octubre de 2015.

      A mis lectores y amigos y a la “señorita”:

     Me comunico a través de este humilde medio, ya que ha sido de conocimiento público por estos días, que durante el transcurso de una clase de literatos “eruditos” de la Universidad de Massachusetts filial Bahía Blanca, se me ha acusado de cometer el delito de acoso sexual. Dicha inteligentísima acusación en manos de una joven estudiante arguye que en razón de la escritura del texto ficcional de The Friend (El Malvado), se desprende el hecho de que irremediablemente he abusado yo (autor del mismo) de una niña en el plano no ficcional, al igual que lo ha hecho Martin Blanchard en mi historia fantástica. La sagaz “interpretación” de la pequeña aspirante a crítica literaria me involucra de forma ineludible como autor material del acoso cometido por Blanchard, un personaje de ficción, del cual soy padre, pero a la vez no puedo responder ni dar garantías por sus actos. La señorita refuerza sus audaces palabras argumentando que la razón de escribir un relato de semejante alcance realista, se debe esencialmente, a que anteriormente el autor debe haberse encontrado alguna vez envuelto en una situación similar, en el transcurso de su sucia vida.

     Debo contestar a tan vil acusación abiertamente diciendo: ¡No, señorita! ¡Ud. no entiende nada! Yo no cometí ningún delito sexual, fue un personaje de mi relato, YO sólo hacía LITERATURA, sólo soy un observador de la naturaleza humana. Y usted, que es tan perspicaz, observe que la narración no se construye en primera persona sino desde la perspectiva de una tercera persona o persona ausente. He leído por ahí que un contemporáneo Beat, radicado en Francia, cuando le preguntaron en el ámbito de una clase que dictaba en Berkeley, por qué asesinaba a sus personajes en sus cuentos, dijo bromeando: “Quizás haya algo de asesino dentro de mí, existe una teoría psicoanalítica según la cual se afirma que tal vez los cirujanos sientan cierta atracción por la sangre y la criminología y de alguna manera han elegido en función de esa inclinación un oficio para ejercer el bien”. Según estas palabras quizás alguno quiera pensar que yo quería abusar de una joven y en lugar de eso escribí un cuento.

A continuación adjunto un posible diagnóstico y el tratamiento que debería aplicarse en esta señorita, para felizmente, y si así lo desea, solucionar el inconveniente que la aflige en torno a la no distinción entre ficción/realidad.

Diagnóstico: De mi “interpretación” “profesional”, se desprende el hecho de que la paciente padece del “mal de interpretaciones aberrantes”, presenta un acelerado grado de bovarismo crónico e incapacidad de distinguir ficción y realidad y literatura e historia. Por otra parte se observa que la sufrida presenta un avanzado moralismo puritano y prejuicio irreversible. Ambas condiciones son propias de un uso peligroso y desmedido de la subjetividad. Dicha cuestión se ve agravada por la justificación insustentable, en manos de sectores hegemónicos, de lo que se ha llamado “cultura postmoderna” de la subjetividad (es decir la cultura del “todo es válido, peor es nada”).

Tratamiento: Leer de manera intensiva literatura fantástica (de 4 a 6 hs. por día), en especial argentina (Borges, Cortázar, Bioy Casares). Ingerir oralmente 4 píldoras diarias de cannabis sativa. Beber diariamente abundante té de tilo. Tomar 3 gotitas de LSD diluidas en 2 litros de agua una vez al día. Abandonar la televisión, disminuir el grado de películas de Hollywood (hacerlo en forma gradual porque puede generar contraindicaciones). Dejar de visitar el Shopping y el consumo compulsivo y frecuentar más seguido espacios culturales.

Recomendaciones: Deje de encerrarse en su subjetividad, el mundo no existe porque usted existe, el universo nos precede. Salga a la calle, en ella vivirá experiencias más significativas que encerrada en los pasillos de una institución académica. Quizás lo suyo no sea la literatura y deba dedicarse a la historia. ¡No se desaliente!

Sin otro particular saluda Atte.

Charles Bukowski – Médico Psiquiatra. Matrícula 13.420.

     PD: Pensar que por el hecho de escribir ese relato, de alguna manera yo, Charles Bukowski (escritor), también fue quien acosó sexualmente de una menor, junto con mi posible alter ego Martin Blanchard (digo posible porque todos sabemos que mi verdadero alter ego es Henry Hank Chinaski) en la ficción, y por otra parte, considerar al autor junto con su “yo poético” como una entidad indivisible es una “interpretación” “literaria” tan de cuarta, como la posible interpretación psicológica liviana (siendo en verdad esta última una humorada que se me ocurre a partir de las ideas igualmente humorísticas, expuestas anteriormente del escritor Argentino) de que Bukowski sintió deseos de abusar de una menor y en lugar de eso decidió escribir un cuento. Escribir sobre sexo, ya sea de forma cómica o no, siempre ha tenido secuelas para mí. Soy quien paga las consecuencias de mis escritos. Por otra parte debo aclarar que tampoco soy psiquiatra, que hace tiempo que estoy muerto (escribo del más allá pero no se asuste), que Odiseo nunca llegó a Ítaca, que la historia griega no es lo mismo que la literatura griega, y por último, que Homero no era ciego, porque es posible que quizás nunca haya existido.


By Augusto Morelli – (F.M.)

Otras publicaciones del mismo autor: #‎AugustoMorelliFM‬

Imagen: Charles Bukowski

Revista Fervor de Bahía Blanca © Todos los derechos reservados.

 

Un pensamiento en “¡No, señorita! Yo no cometí ningún delito sexual, sólo hacía Literatura – (Microrrelato)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s