Canalizando

    Eran las 14:00 horas, momento en que Genaro debió ingresar en su trabajo, sin embargo, hoy decidió ausentarse. Se sienta frente a su televisor, toma el control remoto y lo enciende. Busca su teléfono y se dispone a llamar a su jefe.

Canal 3:  -Hola ¿Qué tal Julio? ¿Cómo le va?

-Bien, bien… ¿Che, no vas a venir hoy?

-Justamente por eso lo llamaba…Para que sepa que hoy no voy a poder ir a la carnicería, porque ando con un dolor de muelas que no me deja vivir. Hoy mismo voy a ir al dentista, así le pido el certificado para llevárselo en cuanto me recupere.

-Estamos…Veremos cómo nos acomodamos con los muchachos, hoy viernes con el tema del fin de semana largo, vienen todos de golpe. Pero bueno…Que te mejores.

-Muchas gracias. Hasta mañana, si Dios quiere…

-Hasta mañana…

    Canal 4: (Corta el llamado, mira fijamente al celular y dice en voz alta, de forma socarrona.)

-¡Viejo de mierda! Quedate tranquilo, lo voy a llamar al narigón, para que me haga un “certificadito” y con la guita que me pagás por el día de hoy, pero que no te laburé, te compro una gorra con mangas cosa de que no se te enfríen los cuernos en invierno. Viejo ratón, la guita que juntás no te va a servir de nada. No te quiere nadie…

¡Jajaja! ¿Por qué me caliento? Tengo que disfrutar de esta avivadita…

¡Qué lindo! Un día piolón acá, sin que nadie me rompa las pelotas. ¡Menos mal que lo conozco al narigón! Siempre hay que tener de esos amigos, aunque sea te sirven para zafar de un día de mierda más.

    Canal 5: -¡Jajaja!- (Continuaba entre risas, por su picardía).

   Canal 6: Sabiéndose en ese momento único habitante de la casa, expresaba uno a uno sus pensamientos con los decibeles elevados, tal vez era un síntoma de la libertad que por esos instantes creía tener.

-¿Así que va a haber solcito mañana? ¿29 grados? Bien…Lo podría llamar al “Robacop” para salir a pescar mañana.

El “Robacop”… Pensar que todos en el pueblo llaman así y él ni enterado, jaja… Lo bautizaron después de que lo rajaron de la policía porque tenía las manos como rastrillo.

¡Si habrá ordeñado patrulleros! ¡Jajaja! ¡Se fue a la costa de vacaciones con los litros que estuvo afanando los últimos meses antes de que lo echen! ¡Un fenómeno!

    Canal 7: (Escribe un mensaje de texto).

“Gordo prepará la caña que mañana nos vamos a la laguna del campo de Velázquez”.

Mira al televisor y cambia de canal.

    Canal 8: -Mirá lo que es eso… Mamita… Si te agarro, voy a tener que cambiar la camioneta por el trencito de la alegría para llevar todos los muchachitos que te hago…Qué lo parió…Una de esas nunca, eh…(Se lamenta).

   Canal 9: -Noo! (exclama)…Estos delincuentes hay que limpiarlos a todos. Uno se pela el lomo laburando y estos vagos, tienen más derechos que uno. ¿Si yo mandara sabés lo rápido que te lo soluciono? Me dás unos 5000 ladrillos, unas bolsas de cal y un poco de arena. Los agarro a todos estos chorros, los mando a levantar una pared y después los cago a tiros uno por uno. ¡Yo les iba a dar el vinito y la joda! ¡Acá cada uno hace lo que se le canta viejo! ¡No es tan difícil que este país sea potencia, solamente que no se ponen los pantalones largos los que se los tienen que poner!

    Canal 10: -Este gordo es un fenómeno… ¡A todo lo que cocina le mete vino, es tremendo! Todas las recetas iguales. Aceite de ballenato blanco, salmón de no sé dónde…Todas cosas baratas. ¿Quién carajo puede cocinar eso? Igual a él mucho no le debe calentar, lo importante es que se puede clavar el vinardo entre tanda y tanda…

    Canal 11, 12, 13 y 14: -Siempre que agarro este canal veo el mismo hipopótamo montado arriba de la “hipopótama”. ¿Se dirá así? Andá a saber… La cuestión que estos tipos no tienen ni una publicidad… A mí no me garcan, seguro lavan dinero… ¿Sino cómo subsisten? ¡Si pasás por acá y lo único que hay es el meta y ponga del hipopótamo, el elefante, el colibrí y que sé yo qué más! ¡Jajaja! Después te hacen creer que los alzados somos los hombres no más… (Dice con suspicacia).

    Canal 15: -Uuuuh… Mirá el anteojudo éste… Con esos culos de botella se cree que se las sabe todas. Ahora resulta que al hablar al pedo, se le llama filosofía. (Lee Heidegger, existencia auténtica y no auténtica y no fija su atención en las explicaciones. Cambia de canal).

    Canal 16: -¡Qué golazo metió este pibe! ¡Tremendo! Éste sí que no es un pecho frío. Tendría que jugar para nosotros… (Sentencia, con gran firmeza).

    Canal 17, 18, 19, 20: -Y dale con Titanic… ¿Cuántas veces la van a poner por día? Menos mal que no está mi mujer, porque me la haría fumar de nuevo. (Exclama con señales de hastío).

(Inhala una cantidad que le infla el pecho y suspira como un globo con una hendidura) Qué lindo estar bien al pedo… Esto es vida… (Reitera, como con autoindulgencia).

    Canal 21: -Jajaja… “Si te agarro con otro te mato, te doy una paliza y después me escapo”.
¡Cachito querido! ¡Qué temón te hiciste!

Mientras piensa, eleva el mentón para mirar al cielorraso como quién busca un cómplice para cometer alguna travesura.

Se levanta y sale silbando el tema que dejó de fondo, se dirige a la cocina a prepararse un café y luego vuelve a sentarse.

    Canal 22: -Apa… Me escribió Gatubela… ¿Qué contará? Debe querer bomba… No me va a quedar más remedio que darle, jajaja… (Se les llenan los ojos de brillo lascivo. Lee el mensaje, lo contesta y borra los rastros). Hay que borrar hermano… La jermu se me pone celosa con estas cosas ¡Jajaja! (Se dice a sí mismo, con aires de advertencia.)

    Canal 23: -¿Veinte cuotas fijas sin interés? Lindo monito, eh… El tema, es que acá lo ves todo lindo, después te rompen el orto… Siempre le buscan la vuelta y te la ponen. No son ningunos boludos, por algo lo sacan así. (Confiesa con determinación, con la certeza de quién sabe por experiencia la propia).

    Canal 24, 25, 26… 30: -¡Qué bárbaro! Recién se me paso una hora, boludeando… Estoy tan acostumbrado a estar en ese mostrador de mierda, que ya me siento raro, estando al pedo… (Dichos que dan muestra de una sensación que se asemeja al sentimiento de culpa).

     Canal 31: -No hay una bosta en la televisión.

    Canal 32: -¡Mirá que gordo ridículo! ¿Por qué no te ponés a darle bomba a la rubia, en vez de ponerle fibra a ese Renault 12? Estos Rápidos y Furiosos… Todo el día con los parlantitos… (Menea la cabeza, como quién descree de lo que tiene frente a sí) Se piensan que mientras boludean, sus mujeres los esperan de patitas cruzadas. ¡Jajaja!

    Canal 33: -¡Este gordo es igualito al Picho! La misma caripela de boludo. ¡Jaja!

    Canal 34: -Pensar que este infeliz se come ese caño… ¡Lo que es la guita! (Se resigna, a la manera de aquel que pierde lo que es merecido).

    Canal 35: -¿Habla de la presión este gil? ¡Presión tiene el que hombrea bolsas en el puerto! Lo único que tiene que hacer es meter una pelotita debajo de los tres palos. Pero por favor… ¡Estos tipos van a generar que le pongan impuestos al aire! (Sentencia con gran dureza y vehemencia).

    Canal 36: -Cómo están con los Nazis estos tipos… Dale que te dale…

    Canal 37, 38, 39, 40: -Éstos siempre llorando… Tienen más guita que los ladrones, no sé de qué se quejan. (Se ve en su rostro una mueca de resignación e impotencia).

    Canal 41: -De todo… Pero cuando digo de todo, es de todo, eh…

(Aclara y reafirma con un ademán con su mano derecha, formando un círculo con sus dos dedos índice y pulgar)

    Canal 42: (Encuentra una película empezada, se estaciona unos segundos y avanza al siguiente).

    Canal 43, 44, 45: (Se levanta y se va del sillón con destino al baño. Vuelve y cambia otro canal sin prestar atención ni al previo ni al posterior).

    Canal 46: (Regresa y mira su celular. No ve mensajes. Abre una red social. La cierra y mira nuevamente la tv).

    Canal 47: (Aparece una mujer llorando desconsolada. Cambia raudamente el canal).

    Canal 48, 49, 50: -No me pongas estos nenes, pobrecitos, te parten el alma (imágenes de niños de África desnutridos).

    Canal 49: -¿A cuánto está el dólar? Igual, para qué quiero saber, si no voy a poder comprar ni uno… ¡Jajaja!

    Canal 50: -¿Otra vez van a aumentar los precios? ¡Hijos de puta! ¡Siempre nos la ponen a los laburantes! (Exclama iracundo).

    Canal 51: (Llama a su perro que estaba contemplándolo a unos metros, bajo el umbral de la puerta del baño).

-¡Skay! ¡Venga campeón! Vos sí que no tenés ni un drama boludón… Todo el día al pedo… Echado… No tenés que laburar. No te rompe las bolas tu mujer. No tenés que votar. No tenés que pensar… Nada… Qué lindo ser un perro como vos… (Cambia otro canal, mientras da unas palmadas en el lomo del animal).

    Canal 52, 53, 54, 55 y 56: (Mira por la ventana y ve a un conocido.)

-¿Y éste? (Se pregunta con desprecio). Qué bien que la hizo, pensar que tenía un Rastrojerito 71, con el motor medio fundido… ¿Y ahora? El tipo está hecho un bacán… Será verdad eso que dicen que se quedó con los bienes de una tía solterona que estaba llena de guita y que aprovechándose de que estaba gagá, se quedó con todo… Qué lo parió… Qué se yo… De otra manera es imposible que ande con esa doble cabina. Si era un pelagatos… (Diserta acomplejado, pensante, con asombro de lo que veía).

    Canal 57: .Éstos sí que son dibujos animados, no esas porquerías que les pasan hoy a los pibes… (Describe nostálgico).

    Canal 58, 59, 60: ¿Un noticiero chino? ¡Jojo! ¿Qué pasa hermano? (Pregunta burlonamente a la pantalla, como esperando de ésta una respuesta). ¿El de la cámara te hace leer carteles que tienen las letras muy chicas? ¡Jajajaja!

    Canal 61:Este canal, es siempre lo mismo…

    Canal 62: ¡La puta madre! ¡Otra vez que no saco ni un mango en la quiniela! (Habla con resignación).

    Canal 63: Noveluchas mexicanas… ¡Pura porquería! ¡Cómo venden cuentitos de hadas! Son todas iguales, sin embargo terminas como un boludo siguiéndolas. (Su comisura se va de lado, su cuello lleva unos centímetros hacía atrás su cabeza, permanece en silencio, parece rememorar algo relacionado a lo que ve).

    Canal 02, 03: (Se levanta, va al comedor y reflexiona internamente). Al final estar al pedo, es peor que laburar. Por lo menos, haciendo algo no te ponés a pensar boludeces.

By Jaime Jarret

Imagen: Robert Heinecken, Surrealism on TV, (1986)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s